Emigra

Si me llamas esta noche recuerda que estoy perdida,

que seguramente estaré ocupada pensando en mis emociones

y tratando de calmarme dañando a mis pulmones.

Así alivio la ceguera, decoro el dolor del alma.

Si me llamas tal vez perfores mi cabeza con el ruido del teléfono,

y se me escapen las ideas como aves emigrando,

entonces he de agradecer por liberarme del peso,

pues mientras más se escapan más despierto.

Anuncios

Reencuentro

Quedé vacía de tanto llorar, de tanto gritar, de mal decir por mi mala suerte y los malos viajes, me quejé tanto que comenzó a doler, a volverse irresistible el despertar por la mañana. Pero la espera terminó, la sonrisa volvió a mi rostro porque recordé quien soy, qué quiero y sobre todo que puedo.

Gracias infinitas a mi, porque en los peores momentos tuve que abrazarme fuerte y consolarme, pues ahora yo y mi otro yo tenemos el control al caminar solas por nuestros lugares.

Hogar

Él se había convertido en mi hogar, pues no importaba donde estuviéramos, ni a donde fuéramos, mientras estuviéramos juntos cualquier lugar parecía ser nuestro. Es muy dulce conectar de esa manera con alguien, que ambos sientan que juntos son invencibles, pero es muy riesgoso el otorgarle a otra persona el privilegio de ser tu hogar, porque cuando se va parece como si te quedaras sin nada, entonces buscas por todos lados tratando de volver a encontrar tu lugar en el mundo y puede pasar mucho tiempo antes de que vuelvas a sentirte en paz.

Lo importante es que el tiempo es sabio, y mientras más creces más notas que es imposible aferrarse a un sentimiento, todo fluye y cambia, entonces poco a poco la paz vuelve, porque tal vez nuestro hogar nunca debe convertirse en alguien o algo. Hoy mi hogar está en mi.

Déjenme

Cuanto, miedo, hola, siempre, azul, dorado, miembro, coño, doce, hora, quince, bye, calor, azúcar, amarillo, no sé, cuánto, para, dingo, perro, wifi, caravana, sombrero, cabeza, colores, fuego, siempre, quince, ahora, primavera, solo, cita, diario, vida, coño, cosa, sida, arriba, loca, quiero, sexo, loca, luces, noticia,  princesa, poder, escombros, edificio, loca, dunas, julio, pasto, arena, playa, cielo, compu, deja, sola, loca, quiero, quise, ahora, nuevo, siempre, triste, taza, tiro, pizca, coño, cosa, debes, ahora, no sé, por qué, cada.

Déjenme tranquila, sólo quiero dormir…

Caña

Hoy me siento fuerte, hoy me conozco y confío en mi poder,

aunque me olvidé por mucho tiempo ahora entiendo que debía pasar,

las plantas me eligieron, el conocimiento creyó en mi,

porque soy mujer fuerte, mujer que lucha por lo que quiere,

mujer que comparte lo que cree aprender,

porque mi proceso me hizo entender la miseria

y recuperé la empatía que le falta al mundo.

Comprendí el daño que la modernidad hizo a mi cuerpo,

el desequilibrio provocado por el miedo,

pero he de crecer como la caña, siempre hacia el cielo,

 

 

Te sigo buscando

Siempre te busco entre la multitud, aunque sé que es imposible encontrarte porque evidentemente tu espacio es otro, aún así lo intento, tratando de sentirme menos sola, y de repente te encuentro, creo haberte visto entre la gente, mi corazón se acelera al acercarme pero no eres tú, es la ilusión de mi inconsciente por quererte cerca. Así pasan las horas, buscándote y creyendo estar cada vez más cerca, pero nunca te encuentro, ni cuando de verdad estas aquí.

¿Soy yo?

-¿Tienes miedo?

Sí, tengo miedo todo el tiempo, de salir, de correr, de expresarme… simplemente de vivir. Es difícil crecer de esta manera, reprimiendo todo el tiempo sentimientos, tratando de encajar y evitar el rechazo, forzándome a convivir con gente que a veces creo desconocer tanto- No espero que lo entiendas, siempre ha sido así.

-¿Por qué?

No lo sé, tal vez mis padres dijeron muchas veces que “no”, “no debes”, “no hagas”, “no digas”, también pudo ser nuestra poca comunicación, desconocernos tanto a pesar de vivir juntos, nunca nadie sabe dónde está el otro ni qué hace, nadie conoce los gustos de los demás, nadie pregunta como estás, supongo que todo eso me formó, entonces me acostumbré a no decir nada, a no expresar mis sentimientos con ellos, lo triste es que se extendió, también soy así con mis amigos o mi pareja, me volví un fantasma que aparece para convivir pero desaparece para conocer.

-¿Eres feliz así?

¡Ha!, ¿parece que lo soy?, definitivamente no. A veces creo que reprimo tanto porque me da miedo mostrar quien realmente soy, me da miedo que me rechacen y prefiero rechazarlos primero alejándome, pero también me pregunto ¿si dejaras de reprimirte, quién serías? ¿qué es eso a lo que llamas “lo que realmente soy?, entonces descubro que no lo sé, no sé quién seria, no sé qué es lo que oculto porque detrás de la mascara que se aleja para evitar el rechazo no hay nada, en realidad esa niña reprimida es lo que soy y si dejara de reprimirme seguramente me desconocería.

-Me confundes, no entiendo a qué te refieres.

Descuida, está hablando mi inestabilidad y estrés emocional, espero nunca tengas que entenderlo, es terrible tener miedo a vivir y perderse.